Las cigüeñas echan raíces… para quedarse

0
305
Cigüeñas en Mourisca, en el municipio de Viana.
Cigüeñas en Mourisca, en el municipio de Viana.

Las cigüeñas blancas han echado raíces en la provincia de Ourense, Galicia y el resto de España. Cada vez son más y cada vez migran menos. Eso de volar hasta África durante el invierno ya no se cumple (a excepción de los ejemplares jóvenes) pues se quedan a vivir en la Península.

La comarca de Valdeorras, A Limia, Viana y prácticamente todas en la provincia son el nido y la casa de  esta elegante ave. En localidades como A Rúa, sólo en el núcleo urbano hay cuatro nidos y seis parejas y, ahora mismo, cuatro crías. Dos de ellos, están sobre la cooperativa de vino Virxen das Viñas, nidos en este caso que forman de hace más de 20 años.

Cría de la cigüeña en A Rúa
Cría de la cigüeña en A Rúa

Las cigüeñas  son una especie protegida y esta protección incluye a sus nidos, a sus huevos y a sus pollos.  “Darles muerte, molestarlas o destruir sus nidos puede llegar a ser delito”,  según apunta la Sociedad Española de Ornitología, que ha puesto de ejemplo en reiteradas ocasiones al Ayuntamiento de Alcalá de Henares por ser el primero en elaborar una ordenanza municipal sobre la cigüeña y sus nidos.

Dos nidos sobre la Cooperativa de vino de A Rúa.
Dos nidos sobre la Cooperativa de vino de A Rúa.

Las cigüeñas se integran en el paisaje, formando bellas estampas, sobrevolando los campos y mostrando ese porte tan elegante que las caracteriza.

Cigüeñas 4
Polluelo de una de las parejas de cigüeñas que anidan sobre la Cooperativa de A Rúa.
En Mourisca, Viana
En Mourisca, Viana

Las cigüeñas van y vienen, para quedarse.