La profundidad de Reme Remedios en el Palacio Don Gutierre de León

0
905

La artista valdeorresa Reme Remedios, natural de Romiña, Casaio (Carballeda), vuelve a desarrollar un nuevo proyecto, en esta ocasión bautizado como “Rotura”, que ha sido creado para el programa de Intervenciones Artísticas en el Palacio Don Gutierre, situado en el casco histórico de León. El público puede visitar esta interesante muestra hasta el próximo 11 de enero, en horario de 9,00 horas de la mañana a 21,00 horas.

Reme Remedios reside en Corullón (El Bierzo).  Aquí  ha buscado “tesoros” de la naturaleza para incorporarlos a su “universo” creativo, desde hojas de nogal, al tronco de un castaño, madera…Y todo para brindar una obra que, en este caso, profundiza en la fragilidad, las heridas y la cicatrización de alma y cuerpo.

Reme Remedios es una artista con largos años de experiencia y dedicación, tiempo en el que ha explorado nuevos caminos para expresar su creatividad y lenguaje artístico. Posee una dilatada carrera artística y ha realizado numerosas exposiciones. Fundó y dirige el espacio integrado para la creatividad y el arte Dosmilvacas, en Ponferrada, desde 2006. Su formación en técnicas de gestalt, las metodologías artísticas, dibujos y objetos bordados, le permiten fomentar guías pedagógicas para compartir itinerarios espirituales. Ha desarrollado también, entre otras muchas iniciativas, la obra artística colectiva ‘Mujeres en Círculo’.

¿En qué consiste el “Proyecto Rotura”?

“Proyecto Rotura” es una instalación creada específicamente para el programa de Intervenciones artísticas en el Palacio de Don Gutierre, en León.

¿Qué elementos has empleado para tu obra?

Los materiales que he utilizado son cristales rotos, hojas de nogal, troncos de castaño y cerezo, una mesa de madera de pino, cuerda y fragmentos de reproducciones de uno de mis dibujos titulado “Canción enterrar a los muertos”. En este dibujo se ve la imagen de una mujer que, arrodillada sobre la hierba de un cementerio, se abraza y escucha lo que le susurra un pájaro de ala amarilla. Este pájaro bien puede representar un psicopompo, que cuando lo integro en la instalación “Rotura”, a través de  reproduciones sobre papel, es el que guía, junto al nogal, la composición de la pieza, y crean un ser renacido, un dragón.

¿Por qué la has bautizado como “rotura”?

La idea de rotura, herida y fragmentación tiene su inicio en las grietas de los cristales del Palacio Don Gutierre, que separan y unen las zonas expositivas a intervenir.

¿Cuál es el objetivo de esta exposición?

Lo que me interesó de la propuesta fue la  posibilidad de establecer un vínculo entre los dos espacios, el Palacio Don Gutierre y el espacio natural de Corullón, abrir un diálogo entre la herida –del cristal– y la herida interna, la armonización, la belleza poética de la luz que penetra los cristales en León y la que se creaba en mi estudio mientras trabajaba con los fragmentos de cristal, y teñía de verde la luz el nogal.

¿Cuáles son tus nuevos proyectos?

Trabajo en una nueva serie de dibujos y acuarelas sobre papel, que titulo “Carpeta azul”. Es una evolución natural de la “Carpeta Roja” hacia el color. Las series de las “Carpetas” son cuatro y toman el nombre de las sencillas carpetas en las que he ido guardando los dibujos. También me siguen llegando encargos de retrato que tomo con mucho respeto y pudor. Dibujar a alguien es un acto energético potente, cuando mi disposición interna es amorosa dibujo los encargos para que las líneas creen una frecuencia vibratoria que abrace.

La obra de Reme Remedios en el Palacio Don Gutierre de León

Pronto volverás a exponer

Como proyectos a la vista están mi participación en la Feria de Arte Culturgal, en Pontevedra, y una exposición individual en la galería de arte Ármaga en León.

(“El ala amarilla de un pájaro, me lleva a la niña que fui en la aldea, Romiña, siete años, verano, juego, hallazgo: cristales rotos en el camino de tierra, fascinación, coger los cristales calientes, buscar cuerda, unirlos y hacer un collar. El ala amarilla, del mismo pájaro, me trae desde la infancia a la obra “Canción enterrar a los muertos”, que retomo, reproduzco sobre papel, recorto, separo, e integro en la intervención “Proyecto rotura”.)