Aveiro: paseos en “moliceiro” y sal en la Venecia portuguesa

    0
    377

    Aveiro es una de las ciudades de Portugal con más encanto.
    Esta rodeada de canales de agua,  de ahí el sobrenombre de la Venecia Portuguesa. Por ello, uno de sus atractivos turísticos son los paseos en “moliceiro”, góndolas adornadas de forma personalizada y bautizadas con nombres propios, en las que se puede dar un paseo por un precio que oscila entre los seis y 8 euros. Estas embarcaciones pintan el paisaje más bello de Aveiro recordando su identidad como núcleo de pescadores.
    Es silenciosa, con calles adoquinadas en piedra sobre las que se yergue una arquitectura singular de grandes retablos esculpidos en azulejo sobre edificios, iglesias y espacios públicos donde también asoman fachadas modernistas. Desprende arte por los cuatro costados.
    Las casas museo son una alternativa para descubrir un pequeño trozo de su historia. Y hay pastelerías en cada rincón, con dulces tentaciones siendo el más típico de sus postres los “ovos moles”.
    Otro de sus símbolos es una fábrica de sal, hoy más como  un sello de identidad. “Producen sal principalmente algunas personas mayores para no perder la tradición pues no se gana dinero. De hecho, 25 kilos de sal gorda cuestan 5 euros. Además, estamos siempre dependiendo del verano pues tiene que haber al menos 25 grados para que se evapore el agua. Si el verano es caliente tenemos mucha sal, si no, nada”, explican sus vecinos.  Eso sí, nadie se  va de Aveiro sin una bolsita de sal. Y es que Aveiro, como reza un poema,  es una mezcla de sol y sal y de mágicos puentes…

    Estación tren de Aveiro

    Moliceiros, cada uno tiene dibujos propios
    Moliceiros, cada uno tiene dibujos propios.
    Espacios emblemáticos de Aveiro.
    Espacios emblemáticos de Aveiro.

    Monumento de Aveiro